Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2007

Dormir en el hospital

Otro apartado desconocido de la estancia en el hospital es la noche. Parece una tontería, cuando no estás ingresado en el hospital, vamos, de ahora en adelante, cuando estás bien, para que lo entiendan los ingenieros, ;-), vas a la cama, cierras los ojos y a dormir. Y si no duermes una noche porque estás nervioso, duermes la siguiente y si no, la siguiente.

En el hospital, puedes estar sin dormir hasta 10 días, a ver, definamos dormir como al menos un periodo, mas o menos, de seis a siete horas continúas de sueño, comprobado por el que escribe.

Esas noches que empiezan a las diez de la noche, cuando se apagan las luces del pasillo y duran hasta las ocho de la mañana cuando te vienen a tomar la temperatura, para los malpensados, no es por vía rectal, diez horas interminables, dónde en mi caso, los movimientos son nulos.

Mis noches empezaban escuchando música, hasta las doce que me ponían el goteo con antibiótico y hasta las doce y media, no venían a quitarlo. Ahí dormía un poquillo, media…

Urgencias

Una vez te recoge la ambulancia del lugar del accidente, empieza una nueva aventura en tu vida. URGENCIAS.

Te bajan de la ambulancia y es como en las series de médicos, bueno, salvo por una cosa, en mi caso, no pasé por boxes, cosa que normalmente en las series, es dónde primero vas, te meten por esas puertas batientes y entras en otro mundo, aparcan tu camilla y empiezan las preguntas.

¿Hay que avisar a alguien? ¿Dónde vives? ¿Qué te ha pasado? Je, je, si me hubieran dado un euro por cada vez que me lo han preguntado durante mi estancia en Basurto, tendría para una buena cena en arzak, vale, sólo podría ir yo, ya que es muy caro para invitar a mi mujer, pero os podéis imaginar hasta dónde he acabado de contar lo de mi accidente de moto, “¿de moto?, malditas motos”. También lo he oído alguna que otra vez. ;-)

Después te pasan a rayos, todo esto, tumbado en la camilla y oyendo de todo, algún caso de maltrato machista incluido, da muy mal rollo por cierto, los yonkis, esos no faltan y sobr…

Vacaciones forzosas

Hola a tod@s de nuevo, yo creo que todos los sabéis, el pasado día 12 de agosto, tuve un pequeño percance con la moto, bueno, exactamente no puedo deciros como fue pero la pierna me la destrocé.

En fin, esta es una buena oportunidad para retomar el blog, para contar al mundo, mi experiencia en el hospital, aunque casi todo me habéis escuchado los bien que lo he pasado. ;-) y mi nueva experiencia diaria en casa.

Bueno, pues vamos a ello, el domingo 12, como os he comentado, hubo un pequeño cambio de planes en mi futuro y decidí tomarme unas vacatas pagadas por todos en el hospital.

En el fondo, el hospital es un hotel de 3 estrellas, tienes pensión completa, pena de la sal en la comida y la escasez del desayuno, pero bueno, para ser “degratis” no está nada mal. (Al mal tiempo buena cara…)

Todos los días te mudan la cama, eso ni en un hotel cinco estrellas… y si estás chungo y no te puedes asear, totalmente recomendable hacerlo uno mismo, te asean … Vamos, un lujo. Digo lo de hacerlo uno mi…