Las mutuas y el sistema

Como ya he comentado en otro blog, cogí el alta hace unas tres semanas, alta voluntaria, debido a un par de aspectos que mas adelante os comentaré. El principal, que soy autónomo y cobro bastante mas trabajando que estando de baja.

Por consejo de mi amatxu, de un compi de trabajo y de la funcionaria que tramitó mi alta en la seguridad social como autónomo, contraté el derecho a baja con una mutua de accidentes de trabajo, concretamente, mutua vizcaya industrial. Con esto, si algún día cogía la baja, la citada mutua, me pagaría la baja como a un trabajador por cuenta ajena.

Para el que no sepa del tema, al no tener derecho a percibir remuneración alguna por estar de baja, las personas acogidas al régimen de trabajadores autónomos , si pagan un complemento a tu cotización a la seguridad social, en su momento, a mi me suponía 1500 ptas, percibes la baja a cuenta de la mutua por enfermedad común.

Bueno, después del accidente, yo cogí la baja médica y se lo comuniqué a la mutua. No hubo ningún problema, todo siguió tan normal.

Recién operado, me trajo mi mujer una carta al hospital de mutualia, es como se llama mi antigua mutua ahora en la que me instaba a acercarme por su sede en la calle Henao de Bilbao para una revisión en tres días. Como comprendereis, mi carcajada debe sonar todavía por los pasillos del hospital de Basurto.

Llamé a la mutua y muy amablemente le expliqué a una chica que me iba a resultar imposible acudir a esa cita porque tenía una muy buena eScusa. Todo quedó aclarado y durante mi larga convalecencia, una médico de mutualia se puso en contacto conmigo un par de veces para ver que tal iba todo. Hasta ahí, todo seguía correcto. Lo que si me sorprendía era unos comentarios bienintencionados en los que decía que todo lo que estuviera en sus manos para que cogiera el alta, no dudara en pedirlo.

Como comprendereis, en las condiciones en las que estaba, no me tomé en serio esas insinuaciones.

Después de la última consulta en el hospital, volvieron a ponerse en contacto conmigo y me pidieron por favor que me pasara a una revisión. Como ya el desplazarme no suponía ningún problema, fui. Me reconocieron la pierna y me dijeron que ellos podrían acelerar el proceso de rehabilitación, ya que la seguridad social es muy lenta.

Como al de tres días tenía cita en basurto para la valoración de la rehabilitación, lo dejamos estar hasta entonces. En basurto me valoraron y me dijeron que entraba en lista de espera, entre estos días, yo cogí el alta, por lo que voy a explicar.

Cuando cogí el alta, llevaba casi cuatro meses en casa, ya que hasta que me dieron permiso para posar el pie, salir a la calle era un suplicio. Así que la primera razón, era por puro aburrimiento.

La segunda, la económica, gano mas dinero trabajando que estando de baja. Es poco idealista, pero es la cruda realidad y el euribor nos azuza en corto.

La tercera y última y tan importante como la primera, no tanto como la segunda, ;-), era que al poder salir de casa y haber pasado ya por la mutua, la mutua empezaría a vigilarme. Si puedes salir a la calle, puedes ir a trabajar ya que tu trabajo es de oficina y sin grandes desplazamientos. Si la mutua considerara que he "violado" las condiciones de la baja, me quitaría la remuneración económica que percibía.

Así que ya de alta y después de pasar por el hospital de Basurto, dónde me alentaron a ir a la mutua a rehabilitación, no sin antes advertirme que al estar de alta, seguro que no me la iban a dar, llamé a la mutua, dónde en primera instancia, se conoce que no habían leído lo de mi alta, me dijeron que perfecto y que lo empezaban a mover. Al de diez minutos saltó alguna alarma en la mutua y me devolvieron a la cruda realidad. NO ME PODÍAN DAR REHABILITACIÓN, PORQUE ESTABA DE ALTA.

Vamos, que lo que parece que buscan el sistema establecido por las mutuas, es jugar al gato y al ratón y buscar la picaresca.

Según esto, aún estando yo perfectamente para salir a la calle y trabajar, debía seguir en casa, escondiéndome del inspector o detective que pusiera la mutua para controlarme y así, beneficiarme de la rehabilitación.

Siendo "legal", tengo que esperar a la rehabilitación en el hospital que puede tardar meses, con lo que eso supone en materia de recuperar la vida normal cuanto antes o pagarme yo de mi bolsillo la privada, que al final, es lo que haré.

Espero no haber aburrido mucho con el tema, pero estas cosas son las que te hacen pensar si el sistema sanitario está realmente funcionando bien.

Comentarios

cuenta de ha dicho que…
Pues efectivamente así es como funciona el sistema.

Lamentable, pero cierto
Tutto ha dicho que…
@Cuenta de

Bienvenido.

Al final tuve rehabilitación pública, pero me echaron casi todavía con la muleta puesta y sin estar rehabilitado para la vida normal.

Después, tuvimos que pagar un mes de rehabilitación privada porque mi muslo no tenía ninguna musculatura y con la vida normal no la habría recuperado nunca.

La verdad, lo de las mutuas es una vergüenza, pero a nadie le interesa poner el cascabel al gato.

Salu2

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones