Rehabilitación. Semana III

Llego tarde a la cita, pero de verdad que entre la rehabilitación y pequeñas tonterías, se te va el día. Además de la paliza que te deja en el cuerpo, que a la tarde no te quedan ganas de nada.

Bueno, la tercera semana amaneció con cambio de rehabilitadora. Además, esta tiene miniyo, bueno, un miniyo de metro setenta, mas bien la miniyo parece la fisio titular ... Es una chavala en prácticas de la escuela de fisioterapia de Torrelavega.

El cambio de rehabilitadora trae consigo diferentes técnicas, el daño es similar. Aunque cada vez que flexioanan la pierna ..., en fin, la cara que debo tener ...

El miércoles además tuve médico, según ella, todo va muy bien y ella cree que en dos semanas estaré listo, que quereis que os diga, yo creo que la pierna necesita un poco mas de movimiento, pero ellos son médicos y para eso han estudiado medicina. DIGOOOOOOO!!!!!!

Y poco mas que contar, bueno, ante algunas preguntas externas al menda sobre las guerras ancianicas que comencé la primera semana ..., los enemigos se han dado a la fuga, no son persistentes como el menda, un poquito de presión y pusieron pies en polvorosa. Eso si, aquello sigue siendo el vergel de la ancianidad.

Aunque he de decir que hay dos pequeños en rehabilitación, un niño y una niña, tan pequeñitos te dan mucha pena, tendrán dos añitos. Eso si, con estos, no tendré problemas en acceder a la bici estática, es muy fácil, todavía no llegan a subirse ... Je, je, je, ....

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones