La piscina. Mantenimiento

Sólo comentaros que sigo al pie del cañón en la piscina, peleándome con las señoras y su torpe nadar de espalda y con los señores que creen estar en su segunda juventud.

El otro día, por cuestión de trabajo tuve que variar los horarios a los que me ciño escrupulosamente, soy un animal de costumbres, lo confieso y ademas tengo que mantener el espacio que tanto me costó conseguir y me encontré, bien con yoni veismuler o con un señor que vió demasiadas pelis de tarzán.

Impresionante sus ejercicios subacuáticos, pero aún mas impresionante su bañador "fardapollas". Sin palabras. Siento no tener soporte fotográfico del momento, esta vez os librais y aquella imagen me atormentará el resto de mi vida, pero llegará el día que se pueden compartir los pensamientos y la memoría fotográfica y entonces, echad a temblar ... Ahora sonarían los truenos del drácula de barrio sésamo .., JA, JA, JA, ...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones