Recogida de voluminosos

Como cada sábado, me he levantado con el amanecer, bueno, quizá un poquito mas tarde, ;-), pero bueno, que he madrugado, también es verdad que es por motivos laborales ...

Cuando me estaba preparando el cafecito de la mañana, he oído un ruido en la calle, anormal para ser las 8 de la mañana de un sábado de mayo en Bilbao, es que aquí, cuando empieza a salir un poquito nuestro amigo lorenzo, la pipol huye de Bilbao como las ratas del barco en un naufragio.

Me he asomado a la ventana y he comprobado que unos operarios del ayuntamiento, supongo yo que de recogida de voluminosos (servicio dependiente del ayuntamiento al que tu avisas y te dan cita para recoger armarios, muebles, colchones, electrodomésticos, vamos, lo que no cabe en el contenedor de basura al uso).

He comprobado como tiraban en un camión de basura de los antiguos, de los de carga trasera, unas baladas, supongo yo que de un armario y he visto una nevera al lado, pero no pequeñita, no, de las de doble puerta y me he dicho para mí, ¿como harán con la nevera?. Inocente de mi, he pensado que quizá vendría otro camión a recogerla. Pues bueno, con la ventana abierta para airear un poco la casa con la brisa fresca de la mañana, me he ido a la cocina, cuando, oigo un ruido que me sobresalta, a lo que mi inocencia se ha desvanecido como una gota de lluvia en el mar.

He vuelto a mirar por la ventana y lo que quedaba de la nevera asomaba por la prensa del camión.

Al fantástico ayuntamiento de Bilbao, que tiene hasta oficina contra el cambio climático, le diría que si le suena la separación y el reciclaje y que si hoy han tirado la nevera, mañana tirarán el microondas y pasado ..., pues no quiero ni saberlo. Ni que decir tiene que hay una directiva europea que prohibe este tipo de acciones.

Particularmente me he quedado alucinado y si hoy lo han hecho, es que lo hacen habitualmente.

Por otra parte, no le quito ni gota de culpa a los servicios de recogida del ayuntamiento y al propio ayuntamiento, pero os pongo una foto ya habitual en Bilbao, que también, refleja que estas encuestas sobre los vascos y el medio ambiente, son muchas veces engañosas.



En esta imagen podéis comprobar como "alguien" ha vaciado su casa de trastos y los ha abandonado al lado de los contenedores, seguramente, porque no entraban en él.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones