El heavy

Siento mucho cariño por el monte Cobetas, de hecho, en el número uno, creo recordar, vivío mi padre desde su nacimiento hasta que se casó con mi madre. Muchas tardes de mi niñez las he pasado ayundándole en la huerta (mas bien molestándole) y jugando con los perros.

Estos días se ha celebrado en Bilbao el festival de música heavy kobetasonik. Bilbao se ha teñido de negro y de refilón, también le ha crecido el pelo.

Durante estos meses, mientras se hablaba de la organización se daban nombres como Europe, Judas Priest, Sepultura o Kiss, grupos que en mis años mozos llegué a escuchar, pero lo admito, no me producía feeling. También he escuchado a AC/DC. Aunque tampoco logró captar mi atención.

Han pasado casi 20 años desde entonces y yo creía que el festival iba a ser minoritario, vamos, que vendrían los viejos rockeros y algún seguidor tardío del heavy.

Pero por lo visto este fin de semana, hoy he escuchado que ha habido alrededor de 50000 espectadores en Cobetas, el Heavy sigue vivo y coleando.

El jueves, mi mujer volvió de Málaga de un viaje de trabajo y en el avión venían una veintena de viejos rockeros, el viernes, cuando salía de la piscina un autobús que venía de Murcia me pidió las indicaciones para ir a Cobetas y el viernes, la zona de La Casilla, Basurto y San Mamés hervía con camisetas negras y pelos largos.

Es un turismo diferente, lejos del de los lujosos cruceros o de los actores de Hollywood o de los lujosos hoteles, pero un turismo que espero que año tras año se vea atraído a Bilbao y que quizá el año que viene venga con un par de días de antelación a conocer un poco mas nuestro botxo.

Espero que lo hayan pasado bien y se lleven buen recuerdo de Bilbao y sobretodo de los bilbaínos. :-D.

Comentarios

Pelutxa ha dicho que…
Doy fé, doy fe de mi "vuelo movidito" el pasado jueves...

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones