De obras sociales y BBK

Estos días en el periódico, en la radio y la televisión estamos a vueltas con la Residencia Reina de la Paz, que es la residencia que la BBK como obra social tiene en Deusto. Ayer leí a Txema Oleaga en su blog un post con el tema y me acordé que tenía un post pendiente sobre la obra social de la BBK.

En su día, con el Guggenheim 2.0, para mí, ese monstruo que va a descojonar la reserva de la biosfera y lo que le da su encanto especial y por el que todos sonreimos cuando nos hablan de Pedernales, Mundaka o Gernika, ya se vió por dónde iba el tema.

A la BBK le importan un cojón de miko sus clientes y le importa otro su obra social.

Cada vez que veo un anuncio de Cajamadrid, Bancaja o La Caixa, se me cae el alma a los pies. Ya sé que su volumen de negocio y el de la BBK no tiene mucho que ver, son cajas con mayor movimiento de negocio, sin embargo, digo yo que nuestra BBK algo hará, ¿no?

La obra social que conozco de la BBK eran la guarderías, la residencia antes citada, los hogares del jubileta, las colonias de Pedernales-Sukarrieta y las de Briñas y que yo conozco o me hayan contado, nada más.

Si ya se van a cargar la residencia de Deusto, las colonias de Pedernales, ..., ¿que obra social queda?. 

Eso si, me harto de oír y leer en radio y prensa los ingentes beneficios que tiene la BBK, que de año en año, sube su % de beneficio. El señor Iberia, es la ostia.

¿Donde radican estos? En obra social, no, en los clientes, no, a nosotros, nos tienen fritos a comisiones. ¿Entonces? ¿Tendré que empezar a  pensar mal?

Le recomendaría al señor Iberia que gaste una parte de esos beneficios en informar de sus parabienes con la sociedad y si no, dentro de nada, moveremos la hipoteca y nuestros cuatro duros a algún sitio dónde sepamos porqué nos cobran las comisiones.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones