Caso Marta del Castillo

La semana pasada por fin se supo la resolución del caso de Marta del Castillo, sinceramente, no me esperaba nada mejor. Estas desapariciones, en un alto porcentaje de los casos, acaban en asesinato.

Lo decía Mi mesa cojea en un post sobre cómo montar un circo mediático.

Ayer, hubo una manifestación de la familia y amigos para pedir la cadena perpetua y hoy, el padre hace unas terribles declaraciones sobre si los imputados estarían engañando a la policía.

En fin, con todo el respeto que me merece la familia y el dolor que entiendo que estarán sufriendo, para mi, se equivocan y se puede explicar en unos sencillos puntos:

En general se equivocan porque, tristemente, tengo la sensación de que son marionetas dirigidas por los medios sensacionalistas que hacen carnaza con miserias de estas y se autoproclaman defensores de la verdad y paladines de la libertad de expresión.

En particular se equivocan con la manifestación,

Primero, por intentar reformar leyes, en este caso, la constitución, por un caso de estos, es muy peligroso, ya que cada vez que sucediera algo parecido, me viene el caso de la niña de Huelva, dónde, por cierto, la culpa fue del juez y de la deficiente organización judicial española, nos pondría en la situación de reformar otra vez la constitución, ya que, desgraciadamente, el ser humano es tan perverso y capaz de tanto, que hay cosas inimaginables que aparecerían con el tiempo y no estarían recogidas en la anterior reforma constitucional.

Segundo, la historia nos ha enseñado que es mejor tomar las decisiones importantes en frío, nunca con la adrenalina a tope, eso, normalmente, ha traído consecuencias indeseadas, que les impide pedir la pena de muerte a los siguientes.

Y se equivocan al sospechar de que los presuntos asesinos y/o encubridores han pactado que no aparezca el cuerpo para tener menos pena de cárcel, por tanto, están poniendo en sospecha la investigación de la policía, que para algo se dedican a lo que se dedican, si cada vez que alguien es proclamado por los medios protagonista del mes, no puede adueñarse del dolor colectivo y escudándose en ese dolor, acusar de falta de profesionalidad a los que están preparados para realizar su trabajo.

Y tristemente, esto se olvidará, hasta que suceda otro caso de estos, y en ese momento, una familia destrozada será un títere en manos de los medios "periodísticos" y al final, volveremos a mas de los mismo.

Tiempo al tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones