Menos de 24 horas

A estas horas, estará casi todo el pescado vendido en Sevilla, y se verá si hay cosas que hacer en la vuelta o simplemente será un partido de pachanga.

Por cierto, un abrazo fuerte a Javier Aguirre, un señor, fuera y dentro de los banquillos. Pena que no se diera cuenta antes de dónde se había metido.

Aupa Athletic


Comentarios

Entradas populares de este blog

Comulgar, la razón y la conferencia episcopal

Sobre la continua sensación de timo en Euskadi

Comida fin de temporada de la tertulia bilbaina