Secreto

Ayer se vio a un motorider galopando en su chopper por la Encartaciones, dicen que su cara daba miedo, que al pasar por los centenarios pueblos encartados la estela aurea que acompañaba al piloto aún hoy se puede ver iluminando las carreteras, las madres al sentir el rugido de la burra metían asustadas a sus niños en casa, dicen que las jovencitas encartadas se sonrojaron ante la imponente y escultural presencia del rider.

En fin, ayer cogí la moto por primera vez tras el accidente y pese a los miedos iniciales, me sentí como si la última vez hubiera sido la semana pasada.

Salu2



Comentarios

Txema Oleaga ha dicho que…
Bien. Eso es bueno. Igual ahora empiezas a recuperar tu optimismo en otros futuros para otros ámbitos
Alberto ha dicho que…
A cubierto!! Vuelve el motorista fantasma!!

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones