Huele mal en las elecciones catalanas

Desde la semana pasada estamos en campaña electoral en Catalunya, comienzan los mensajes de campaña y nos encontramos en un escenario en que CIU gane las elecciones y la duda está en saber si lo hará con o sin mayoría absoluta. Y en el caso que no la consiga, con quién pactará.

Desde hace meses, la candidata del PP, ha tomado la bandera populista contra la inmigración, ha asociado inmigración, paro y delincuencia, directamente les ha dicho que si no tienen curro tomen las de Villadiego y se vuelvan a su país. Está buscando el voto del descontento. El voto peligroso, el de Le Pen en Francia o Umberto Bossi en Italia. Hasta aquí todo normal, el PP siempre ha englobado y controlado a la extrema derecha.

Puigcercos, líder de ERC, después de que Carod-Rovira hiciera transmitiera un mensaje integrador con la inmigración andaluza y extremeña, llega y dice, "en Andalucia no paga impuestos ni Dios". Y vuelta al discurso de siempre. Asimilable al "trena etorri dun" de aquí. Lo mismo que con el PP, todo normal, buscan el electorado con un sentimiento catalanista más radical.

Mi verdadera preocupación viene de este fin de semana. Duran i Lleida, un tío con un mensaje muy medido y muy comedido, dice, "la mayoría de las "pocas criaturas" que nacen son de madre inmigrante" y "Hemos de posibilitar desde la Generalitat una política que fomente la natalidad y que asegure que nuestro país no tenga fecha de caducidad en el futuro. Como vamos ahora no vamos bien".

No vivo allí, pero la perspectiva exterior de esto es que hay un "tufillo" a xenofobia que circula por las elecciones catalanas peligroso y creo que tendrían que controlarlo.

Salu2



Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones