Los tornos



Fuente de la foto : Diario el Correo

No me refiero ni a la máquina-herramienta, ni al conocido puerto de montaña que separa Burgos de cantabria.

Hace un par de semanas conocimos que la Diputación Foral de Bizkaia iba a luchar contra el absentismo laboral con la colocación de un control de entrada y salida, unos tornos, en los que habría que fichar cada entrada y cada salida del puesto de trabajo. Estamos en 2010 y todavía me alucina que una institución pública careciera de este sistema de control horario tan simple, pero dicen que "nunca es tarde si la dicha es buena".

Esta semana supimos que había quejas de trabajadores y sindicatos. Los trabajadores dejaron las mesas de atención al cliente desatendidas durante horas en señal de protesta. Bueno, en algunos sitios te da la sensación de que están así todo el año ...

Y finalmente ayer conocimos que la Diputación retiraba los tornos en algunas instalaciones por la presiones de trabajadores y sindicatos.

¿Quien no tiene un amigo o familiar funcionario y cada vez que hay un chiste o una crítica se queja malhumorado?.

Supongo que para que la Diputación de Bizkaia haya llegado a este tipo de control, el desfase sería alarmante y las quejas incesantes.

Y ahora me quedan varias preguntas:

  • ¿Quien responde del desembolso económico de la compra e instalación de los tornos?
  • La Diputación ha asumido que fue un error la colocación, si los tornos suponen un verdadero problema, ¿Quien lo pensó ha dimitido?
  • ¿Y el problema del absentismo como lo solucionamos?
  • ¿Luchan los sindicatos por los derechos o por los privilegios?
  • ¿Podemos los curritos desaparecer de nuestro puesto de trabajo durante horas sin ninguna consecuencia?
Yo tengo contestación a todas las preguntas

  • Nadie, es dinero público, total ...
  • ¿Dimitir? Cuando ocupas un puesto político esa palabra no existe.
  • Esto es como el padre que avisa del castigo pero al mirar al niño, le da pena y lo deja para la próxima.
  • Cada vez tengo más claro que por los privilegios.
  • No.

Salu2

Comentarios

Javier ha dicho que…
Ahí le has dado. El absentismo injustificado no creo que sea un privilegio sino un delito y como tal debería ser denunciado por parte de los responsables de su control con el fin de sancionar a quien lo haga. Lo que ocurre es que igual nos encontramos que hace falta alguien que controle al controlador y al final entramos en un bucle infinito.
Al hilo de esta noticia, esta semana he oido que el País Vasco, adalid del trabajo y locomotora de la economía española no como esos vagos andaluces, resulta ser la comunidad autónoma con mayor índice de absentismo en el trabajo. ¡Tócate los pies! Otro mito que se nos viene abajo. O no. A lo mejor esto es consecuencia de lo mal que lo está haciendo Patxiló que sin lugar a dudas ha generado desidia por parte de los trabajadores vascos que ya no acuden a sus puestos de trabajo con la energía y motivación que lo hacían en tiempos del gran Ibarretxe que al menos tenía un plan;-)

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones