Obtener lo que es tuyo y además, legal

Acabo de leer en el periódico que la promotora de las torres Isozaki tiene que indemnizar a na pareja que compró un piso en dichas torres con 30.000 euros por venderles 4 metros cuadrados menos de los que venían recogidos en el contrato de compra-venta.

Visto así y viendo lo que pagaron por el piso un poco más de 600.000 euros, la verdad es que esa pasta es lo de menos, unas monedas, si queréis, una ronda de potes en Bilbao centro, pero, es suyo.

En la noticia vemos también que en la misma demanda solicitan la restitución de alquiler del piso y de la parcela de garaje que tuvieron que pagar por la demora en la entrega del piso.

En total, 53.777 euros.

Estaba leyendo los comentarios y veo que muchos de ellos se quejan de que esta pareja haya acudido al juzgado, he llegado a leer, "cuanto más tienes, más quieres". "Hay gente que protesta por todo y aprovecha cualquier resquicio para demandar. Cuanto mas dinero tienen mas ambicionan."

Y digo yo, JODER, ¿Y LA PROMOTORA QUE?. Pobres promotores, que viven del aire, que sólo curran para facilitarte una vivienda a un precio digno ...

Las leyes están para cumplirlas, la ley dice que tienes que cumplir lo pactado en los contratos y si no, o hay una indemnización marcada, o la marcará la justicia. Punto.

Si yo me compro una camisa, llego a casa y en el primer lavado se queda del tamaño de los peluches de mi hija, iré a la tienda y reclamaré. ¿Vosotros no lo haríais?.

Si todos nos quejáramos cuando no recibimos por lo que hemos pagado, seguramente se producirían menos abusos por parte de las empresas.

Seguramente esta pareja, tenga un nivel de ingresos y conocimientos suficientes en materia de derecho que les permita reclamar lo que estaba mal y que se les vea recompensado. Pero lo dicho antes, es que estamos en nuestro derecho de reclamar lo nuestro, ellos y nosotros.

Dos cosas para terminar, me viene a la memoria dos temas, uno, el de las barredoras del servicio de limpieza urbano de Bilbao que por su nivel sonoro, un ciudadano denunció al ayuntamiento de Bilbao y ganó, el mismo que en su día denunció al bar Mugi y por él no podemos pedir los potes por la ventana, como se hacía antes. ¿Estaba en su derecho?. Pues si. Pasta y en este caso, ser procurador.

Otro caso, el de las canastas del parque, canastas que molestan tanto como las porterías que hay debajo del viaducto de Sabino Arana, si me apuráis molestan menos que estas últimas, ya que el número de vecinos "molestables" es mucho menor en Gran Vía que en Sabino Arana. En el parque ya no hay canastas, ni las habrás y en Sabino Arana, pese a las numerosas quejas vecinales, siguen y seguirán hasta que derriben el viaducto. Un vecino de las casas del parque convenció a sus convecinos para demandar al ayuntamiento, volvemos a los mismo, pasta y contratar un buen abogado. ¿estaban en su derecho?. Pues si otra vez.

Quizá el problema que ve el ciudadano de a pie es que no merece la pena meterse en juicios y abogados, total, para lo que es, total, para lo que voy a recuperar, total ... en fin, recordemos que siempre, lo que reclamemos, es nuestro.

Otra cosa que sería conveniente repasar es la lentitud de la justicia y el coste de esta.

Ahora sólo hace falta que yo me aplique el cuento ..., total, para que perder el tiempo ... ;-)

Salu2



Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones