Osakidetza (I)

Voy a escribir una serie de entradas sobre la atención al paciente de Osakidetza. Además, como me he roto otra vez la pierna, pues tengo alguna que otra experiencia para contar.

Sin embargo, empezaré con el caso de mi mujer. Tiene un problemita de salud, nada grave, pero algo molesto.

En seis meses ha tenido cuatro médicos, tres de cabecera, vamos, la titular, la suplente y la suplente de la suplente y por supuesto, el especialista. Mil y una pruebas y mil y una medicinas y el tema sigue. Claro, cada cita supone una falta al trabajo, así que aprovecha cualquier día libre o de vacaciones para hacerlos coincidir con las cita del médico.

Aprovechando tres días de semana santa que cogió libres, buscó cita en la web de Osakidetza y le oí gritar "esto es un cachondeo" y al preguntarle el porqué me dijo que ni la primera ni la segunda semana de pascua había médico, vamos, dos semanas sin asistencia primaria. Comentándolo con su padre le dijo, "bueno, no te quejes, yo tenía cita para una revisión desde hacía un mes y al ir a la consulta me encontré con una nota que decía, "si usted tenía cita con la Dr. ..... pase por información para decirle dónde tiene que ir"".

Un par de sugerencias, gastar un poco más de tiempo en cada paciente, a la larga, trae mayor productividad y eficiencia, esto por experiencia y encima, se ahorraría.

Una cosa tan sencilla como ahorrar viajes al paciente al ambulatorio para pruebas "porquesí" sería una medida muy popular y ahorradora.

Y esto para el nuevo consejero y su equipo. Señor Bengoa, que no haya cita en dos semanas por no haber médico, ¿es parte de sus famosas ideas de ahorro?. ¿Tanto cuesta un MIR o un médico de lista de espera para cubrir la baja?. ¿Cuesta mucho llamar por teléfono a los citados para indicarles los cambios como en el caso de mi suegro?. Mal camino estamos tomando.

Otro día, urgencias.

Salu2

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Egunon, siento lo de tu pierna y lo de tu mujer, a ver si os mejoráis un poquito. Respecto a lo de los médicos, en lo que a mí respecta tengo dos casos:

1. Al enano le han quitado su pediatra (a ese médico le han asignado otro servicio) y nos está atendiendo aleatóriamente un médico de cabecera (cada vez uno diferente).
2. Periódicamente (una vez al año) me estaban haciendo una comprobación de unos lunares "peligrosos" en el instituto Oncológico, debido a los recortes ese checkeo ya no me lo van a realizar y paso a ser un número para algún dermatólogo de Osakidetza.

Los recortes en sanidad los estamos sufriendo los usuarios, cada vez menos personal lo que, en mi opinión, se refleja no en un mejor rendimiento sino en un peor servicio.

Paz y ciencia (juntas o por separado).

Un saludo,

Joxangar
Tutto ha dicho que…
Egunon Joxangar,

Ongi etorri berriro.

Lo de los pediatras es otro problemón y no tiene buena pinta, durante años casi ningún médico ha elegido la especialidad de pediatría y ahora, no hay pediatras. Desde hace unos cinco años, son médicos de cabecera con un curso de especialización. Conozco algún caso. De hecho, creo que la pediatra de nuestra niña es médica de cabecera y ha habido algún problema con algún niño y una detección errónea de una pulmonía.

Espero que lo de tus lunares acabe en un buen dermatólogo y que el peque recupere su pediatra.

Desde luego, reducir plantilla no aporta nada en la medicina.

Salu2

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones