Osakidetza (III)

La tenía para publicar el viernes, bueno, nunca es tarde.

Después de nueve meses y debido a mi accidente, la peque ha tenido que empezar la guarde, bueno y por la salud mental de su padre, que tener a padres y suegros en casa tanto tiempo me mandarían a Zamudio con demasiada antelación.

Cuando empiezan los críos en la guarde empiezan su periodo de lo cojo todo, sobretodo catarros, así que ayer a la noche, la peque nos descubrió la fiebre en un niño, con 38.5º y a las dos de la mañana, mi mujer y su padre, se marcharon a urgencias, ay lo que hace ser padres primerizos!!!!!!!!!!!!!!

Bueno, en urgencias pediátricas como en las dos veces anteriores, un trato excelente. Dalsi y apiretal para bajar la fiebre y hoy revisión por su pediatra.

Mi mujer ha tenido un mañana loca en el trabajo y a las dos me ha llamado para preguntarme por la cría y por el teléfono del ambulatorio para preguntar cómo teníamos que hacer para que le viera el pediatra. He llamado yo. Que los brazos los tengo bien.

Primera sorpresa, la atención es con máquina, MAL, como le preguntas a una máquina sobre qué hacer en estas situaciones, si quiere cita, diga o pulse 1, se quiere cita con especialista, diga o pulse 2, ... Volvemos a uno de los grandes problemas, la sanidad necesita de trato personal.

Como en otros casos y otros servicios de atención al cliente, basta con no decir nada y te terminan pasando con una operadora. Me han cogido en recepción. Le explico el caso y me dice la que me cogido, "¿y no pedíais haber pedido cita antes?". Reacción mía, "pues no señorita, acabamos de salir del trabajo y hasta ahora no hemos podido". Respuesta de ella, "dame el nombre y los apellidos y ya te busco un hueco", esto con cierto retintín. Si, lo sé, he mentido, llevo dos semanas tirado en la cama sin apenas haber movido el culo, el colchón tiene mi silueta. ;-). Eso sumado a que mi mujer ha dormido dos horas, que no ha parado desde las siete y media por un tema que le ha impedido cogerse el día libre ..., ¿quiere señorita que le cuente mi vida?.

Mal otra vez, "¿quien es ella para recriminar nada al paciente?". Creo que ha sobrado la pregunta inicial. ¿Es acaso ella el médico?. ¿Algún responsable de Osakidetza?. ¿La policía?.

Lo primero, señor Bengoa, si le corresponde a usted, tome nota, los pacientes NO QUEREMOS MÁQUINAS, QUEREMOS PERSONAS, lo segundo, es mal del funcionario que se cree con más atribuciones de las que tiene, acostumbrada a que la gente recule y siga su ritmo. Esto es un defecto que sólo se soluciona con quejas. Aún así, hay una conversación que se le atribuye a Arzallus, que asimilando el despido de un funcionario a un crimen, decía que aún habiendo pillado al criminal con la pistola en la mano después de un asesinato y con su confesión firmada, aún así, sería imposible echarle.


Por cierto, la fiebre ya ha bajado. Todo bien, todo normal. :-D

Salu2

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Muy buenas señor, me estoy aficionando a eso de escribir... :)

Bueno, a lo que ibamos, yo ya tuve el "honor" de probar a la maquinita hace ya varios meses:

- Mi primera llamada me pidió que deletrease los números de la TIS del niño: MAL (no la llevaba conmigo que eso es tarea de la amatxo)
- Después decidí esperar a que saltase la operadora: MAL, todas las líneas estaban ocupadas.
- Finalmente decidí llamar a la amatxo para que bajara con el enano al centro de salud (que para eso vivimos a 30 metros): BIEN (seguimos sin pediatra pero al menos nos buscaron un hueco en alguna lista)

Resumen, las máquinas nos facilitan la vida pero nada sustituye al ser humano en cuanto al trato se refiere... y eso que a muchos humanos es mejor no tratar :)

Supongo que este nuevo sistema entra dentro de los recortes que Osakidetza está llevando a cabo. Eso de tener a la "Doña" en ese mundo me descubre todos los días cosas de las cuales me escandalizo y que darían para algún libro.

A seguir bien,

Joxangar
Tutto ha dicho que…
Aupa Joxangar,

Pues si que le estás cogiendo gusto. ;-)

En general está pasando en todas las áreas de la administración, es cierto que había desorden en el gasto y a veces, más de las que creemos, se gastaba pasta a manos llenas. Seguro que conoces algún caso.

Pero de eso a recortar gastos básicos va un mundo. Y gastos básicos me refiero a la sanidad o la educación. Entre lo que he visto y lo que entreleo de tus palabras, veo que en sanidad se está recortando de partidas que no se debería hacer.

Y respecto a las máquinas, en algunos sitios, tiene su lógica, pero yo me imagino a alguna abuela llamando al ambulatorio y no entendiendo nada, bueno, alguna abuela y no tan abuela.

Ondo izan,

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones