Gallardón y su masa enfurecida

La noche del lunes, un grupo de 50 personas increparon a la noche al alcalde de Madrid en las cercanías de su casa cuando sacaba al perro a dar un paseo.

Todo viene de la prohibición de ayuntamiento de Madrid de los conciertos en el barrio de chueca que se celebran con motivo del día del orgullo gay.

Ese acto me parece impresentable y mafioso, pero lo más grave es que con todas las chabacanadas que ha hecho el alcalde de Madrid ( o el equipo de gobierno) y las que hará, la gente se movilice por la prohibición de unos conciertos.

Así nos luce el pelo.

Salu2

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones