La semana de la prima

Esta la prima de riesgo española montada en la montaña rusa, ayer por la mañana andaba en 525, aunque ha bajado ya hasta los 450 puntos.

Por lo que he oído, significa que al emitir deuda soberana para financiar el país, España paga 5.25% más de intereses que Alemania, que se ha elegido como "cero".  Esto por tanto, no significa que tengamos más deuda que Alemania.


Por cierto, Alemania, la que bloquea todos los intentos de que sea el banco central europeo el que adquiera deuda de los países, para que no se especule por ella.



Vamos, cuanto más alta es la prima, mayores las ganancias de los que la compran. Al final, pura especulación. Fondos de inversión que juegan con la deuda, como antes jugaron con la promoción inmobiliaria, que luego jugaron con los bancos de alimentos y que ahora han elegido la deuda soberana europea para jugar al juego de hacerse un poquito más ricos. Fondos de inversión que no son un señor con una levita y chistera, ni son señores con cuernos, rabo y tridente, son fondos en los que participan los bancos, en los que tenemos nuestros ahorros, bien ellos por su cuenta, siempre jugando con nuestro dinero o bien a través de sus productos, que nos ofrecen para mejorar la poquita rentabilidad de nuestros ahorros, de los cuales, a veces, participamos sin saber dónde está exactamente nuestra pasta, al final, TODOS SOMOS ESPECULADORES. Está claro que unos más que otros y algunos incluso sin saberlo, pero ...


Todo esto deriva de la crisis que padecemos desde 2008, la crisis en la que nos metieron los bancos de EE.UU y sus hipotecas basura. Desde luego que no tengo la receta mágica para comenzar a salir de esta crisis, pero creo que Alemania y más concretamente su primera ministra, se está pasando de la raya, está bloqueando sistemáticamente todos los intentos de llevar otros caminos de los países de la UE, ella se puesto la banda de presidenta de la UE y ha dicho que contención, contención y más contención del déficit. Japón ha tenido, creo que diez años de recesión, debido a la misma política de contención, con lo que tenemos un buen espejo dónde mirarnos. Cada vez que algún presidente europeo dice, vamos a gastar, Merkel lo pone en su sitio.


Llevamos tanto tiempo con esto que al final he escuchado de todos a todos, pero me queda claro que si desde las instituciones se impone contención, nos invitan a ahorrar, con lo que no habrá gasto, con lo que no habrá ingresos, ni de empresas, ni de administraciones, con lo que se cierra el ciclo otra vez. La administración deberá recortar más y ... ¿y así hasta donde?.


Da un poco de miedo que se pueda ser tan vulnerable.


En fin, "los mercados" nos siguen dando, bueno, a nosotros y a Bélgica, a Austria y a Francia, un nuevo convidado a la cena de los idiotas. ¿Hasta cuando?.


Y el 20N viene más recortes ..., lo que no sabemos es si vienen suficientes o absolutos. Espero y deseo que sean suficientes, pero el deseo y la realidad pocas veces van de la mano. Veremos, que dijo un ciego. ;-)


Salu2

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones