La próxima vez, mal ciudadano

La mezcla de una buena educación recibida en casa y en el colegio, me hacen, siempre, ser buen compañero, sea este compañerismo, en pareja, en familia, en vecindad y en general, en sociedad. Además, he coindido con una pareja que entiende la vida como yo, lo cual me lo hace más fácil. Y en general, puedo decir que he coincidido con personas ven la vida a mi manera, lo cual me ha hecho acrecentar la solidaridad y el compañerismo.

Soy feliz haciéndolo y creo que mi hija recibirá, al menos por nuestra parte, la misma educación que han recibido sus padres.

En cuanto a la sociedad, esto me ha hecho, que al encontrarme ciertas situaciones peligrosas, informe a la autoridad o autoridades competentes, sobretodo, en la era de los móviles. Situaciones que me han dejado, en general, buenas sensaciones y sobretodo, tranquilidad de conciencia, sin la cual, creo que no hubiera podido conciliar el sueño.

El viernes por la mañana, bajaba por la calle Leceaga con mi vehículo, al pasar por debajo de la autopista, observé y sobretodo, oí, que sobre esta, estaban picando el firme con maquinaria pesada, al pasar por debajo, noté que el coche pasaba por encima de algo y oí un ruido en la rueda trasera derecha. Dí la vuelta y volví para observar qué había pisado, vi trozos de hormigón en la calzada y al volver a pasar por debajo de la autopista, me cayó sobre el parabrisas polvo, asumí que los trozos de hormigón y el polvo podían suponer un riesgo, ya que al lado del coche pasaban peatones y llamé al 092.

A las 11.48h, tras un minuto de espera, una señorita contestó al teléfono y le pude transmitir mi información, "en la calle Leceaga, debajo de la autopista, está cayendo material de la obra que están haciendo en la autopista, a su paso por encima de dicha calle, cosa que me parece peligrosa y creo que deberías venir a comprobarlo". La señorita me dió las gracias y me dijo que alguna patrulla se acercaría al lugar y dejé aparcado el tema.

Llegué a casa, me duché y fui a sacar al Otto, cuando me disponía a salir de casa, a las 12.10h, recibí una llamada del 944205000, una caballero me dijo que llamaba de la policía municipal y que a ver si era yo el que había llamado para avisar lo de Leceaga, le dije que si y me dijo que había una patrulla allí y que no veía nada. Me dijo que a ver si podría especificar más dónde había sido. Creo que eso será difícil, pensé.

Aquí el tono cambió y se puso de una forma que no me gustó. Le dije, en la calle Leceaga, debajo de la autopista, en el carril de bajada. Me preguntó que si vivía allí, supongo que con la remota posibilidad de que volviera a enseñarles dónde estaba el sitio y me volvió a decir que la patrulla estaba allí y no había nada, le volví a explicar y le dije, que en el suelo había unos trozos y que al volver a pasar, me había caído polvo, que encima estaban picando y que la consecuencia y la causa estaban muy relacionadas, ahí, el tono, se puso pelín borde por su parte, me dijo que hombre, que las obras ya las habían oído y que el polvo no suponía tanto ...

Entonces le dije que la del polvo era la segunda vez, la primera, mi coche había pasado sobre un trozo sólido y que lo noté, mi tono también cambió y entonces le dije que lo miraran bien. Al tono de vale, vale, y gracias, se terminó la conversación.

No le di más importancia a la conversación, pensé que la patrulla no había visto mucho y el que me llamaba estaba con los de la patrulla protestando. Bajé a Otto y al pasar por dónde tenía el coche, comprobé que mi rueda estaba desinflada. Vaya, el ruido había sido un pinchazo. Tenía prisa y me fui al taller de neumáticos de la calle y les dije lo que me había pasado, ellos me tranquilizaron y me dijeron que seguramente había sido un pinchazo, zona de obras, lado sucio de la carretera, la rueda delantera levanta el clavo y la trasera lo pisa y pincha.

Cuando llegamos al coche, oi al del taller, "joder, menudo boquete". Si, tenía la rueda reventada. Resultado, cambiar las dos ruedas traseras, buenos, estaban ya para cambiar y por unos pocos kilómetros más o menos, no voy a montar ningún jaleo.

Os juro que tuve la tentación de llamar al 092 y decirles que mandaran a la patrulla a comprobar el estado de mi rueda y decirles si eso lo había hecho el polvillo y si eso no era para tanto, pero lo dicho, iba con prisa y encima, el finde trabajo, así que por la paz, un avemaría. Hoy, tranquilo y reposado, he escrito mi desahogo.

Sirva esto para evitar los tonos y las llamadas inquisitoriales desde el ayuntamiento, normalmente, la gente, llama con ánimo constructivo y no para que la gente pierda el tiempo.

Ahora voy a por la dolorosa y a ver cuánto ha sido la broma.



Salu2

PD, siento la chapa

PD2, no sé si se comprenderá bien la cornología y la explicación, si es así, "I'm so, so sorry".

PD3, la próxima vez, volveré a llamar, aunque se empeñen en ponermelo difícil.

Comentarios

krollian ha dicho que…
Tranqui, Tutto. Te comprendo perfectamente.
Yo también he llamado cuando he visto peligro. A lo largo de mi vida he llamado unas 6 veces a la Policía Municipal y la Ertzantza por algún asunto que entrañaba cierto riesgo.

Una vez había un cono de obras de los de más de un metro de alto en medio de Maurice Ravel. Justo entre los dos carriles en uno de los sentidos.

Y me dije que eso era un peligro y gordo. Yo en ciclomotor me la pego contra el cono y vaya usted a saber como acaba la cosa.

Fíjate. Hay veces que andando (en incluso alguna vez en una retención si puedo o en semáforos que duran en rojo más de 20 segundos) he apartado botella de plástico, trozos de parachoque o incluso algún pequeño pedrusco en pleno Bilbao.

Aqui parte de la crónica del cono:

http://elciudadanocabreao.blogspot.com.es/2006/06/el-caso-del-cono-de-maurice-ravel.html
Alvarobil ha dicho que…
Joe tío, k faena...Yo no se si hubiera reaccionado tan bien como tú...Me hubiera acordado de unos cuantos, entre ellos del munipa...
Tutto ha dicho que…
@Krollian, La verdad es que será la educación que nos han dado, pero a veces se me queda cara de tonto por actuar bien. Lo dicho, seguiré llamando cuando vea estas cosas, pero te deja con un poco de regusto amargo.

Impresionante lo del cono.

@Alvarobil, el viernes al final vino el Pitzer y se me pasó, nada, la broma 200 euracos, si que es cierto qiue me tocaba cambiar las ruedas, pero la mala ostia no te la quita nadie ... ;-)

Salu2
FeelingBilbao ha dicho que…
Totalmente de acuerdo, compañero. Yo también soy de las que tiro de teléfono para molestar a los municipales y otros organismos y también he recibido alguna que otra contestación de dudoso tono.
Sin ir más lejos, avisé hace relativamente poco a la brigada de limpieza del ayuntamiento para que limpiaran una pintada que había aparecido enfrente de mi casa y su respuesta fue: "¿Qué dice la pintada?, ¿es política o qué?". Desde mi ignorancia, ¿qué más dará lo que diga? Lo importante será limpiarla, ¿no? En fin...
Tutto ha dicho que…
@Maider, me suena lo que cuentas, hace cosa de un año, me encontré un gatito muerto sobre la hierba mientras sacaba a Otto, bueno, más bien lo encontró él, posiblemente atropellado por algún coche, en avenida del ferrocarril en la parte que sube hacia Rekalde y dónde no hay portales, llamé al 010 para ver si lo podías retirar y ellos me pasaron con el servicio de limpieza, su contestación tras exponerles el caso fue que sin saber el número exacto de la calle, no podían mandar un equipo de limpieza.

Para más inri, justo al lado tienen una cochera del servicio de limpieza con personal casi todo el día.

Les dije que hicieran lo que quisieran, pero que yo ya había avisado, a la tarde no estaba ya el cadaver del gato ..., no sé si fueron ellos o alguien lo había tirado a otro sitio ...

Me gusta ver que somos unos cuentos los que mantenemos la educación. :-D

Salu2

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones