Los árboles no dejan ver el bosque

Llevamos unas semanas convulsas con la "presunta" independencia de Catalunya.

Artur Mas, después de no conseguir un régimen fiscal propio, vamos, como el navarro y el vasco y tras una asistencia millonaria en la manifestación de la diada, lanzó un órdago y dijo que adelantaba las elecciones y que en la siguiente legislatura, convocaría un referendum sobre una nueva relación con España.

El gobierno, por su parte, ayer, a manos de nuestro ministro de (IN)cultura y (mala)educación ponía una nueva piedrita en su labor de ser el ministro más tonto de la historia ( o no, ahí tenemos a la espe, que parecía tonta ...) y decía que había que españolizar a los niños catalanes.

Por parte de la estrategia de Mas, ya no se habla de la deuda que arrastra Catalunya, del rescate, ni de los impagos a residencias, centros de día, ...

Por parte de la de Wert, ya no se habla de la miseria a la que ha condenado a miles de familias que no podrán escolarizar a sus hijos en buenas condiciones ni de la condena al sistema público de educación y al futuro del país.

Ya han conseguido lo que querían y de mientras, el ciudadano, mirando al dedo. 

Salu2

“cuando el dedo señala a la luna, el necio se pone a mirar el dedo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones