A San Mamés ...

El jueves fue el último partido europeo del Athletic en San Mamés y esperemos que el equipo recupere un poco de juego y volvamos a verlo en Europa, pero esta vez, en el nuevo campo.

Partiamos en la competición como subcampeones, nos las prometiamos felices y ..., salimos escaldados. Eliminados en la fase de grupos cuando nos faltaban dos partidos para acabarla.

Pese a tener el bono, no tenía intención de asistir al último e intrascendente partido, pero mi tío me estuvo pinchando para ir y al final, me animé, eso, sumado a que era el último partido europeo que se jugaría en la vieja catedral, pues me animé, también participó en mi decisión la posibilidad de ver a los cachorros que tan difícil lo tiene con Bielsa para debutar.

Esa misma semana, Fernando Llorente, que jugaría de titular en un partido intrascendente, bueno, si 200.000 por victoria se pueden considerar intrascendentes, cometió el error imperdonable de bajar al ruedo y entrar al juego de navajazos que muchos estaban esperando. Por cierto, Fernando, no Fernandito, como el impresentable Javier Clemente y muchos socios de San Mamés gustaban (y gustan) para llamar al que, seguramente, sea el mejor jugador después de Julen Guerrero que ha pasado por la factoria de Lezama.

Partido malo, en el que destaco la buena impresión que me causó Laporte, para nada un jugador blandito como había escuchado estas semanas y que me recordaba al Murillo de 18 años que tanto prometía y la incapacidad general de los suplentes de Athletic para ganar a un equipo que aquí, estaría en segunda A o en segunda B y haber demostrado que la eliminación fue un error imperdonable y un fracaso, pero nada más.

De lo demás, una primera parte dónde muchos asistentes al campo tuvieron entretenimiento claro y preciso, pitar a un jugador del Athletic, como un Pepe o un CR7 cualquiera, cada vez que entraba en juego. Lamentable.

A San Mamés se va a animar al Athletic, ni a encender bengalas, ni a quemar banderas, ni a proferir gritos políticos y por supuesto y los más importante, a San Mamés, se viene pitado de casa.

Salu2

PD, espero que nuestro presidente tenga a bien liberarnos de este problema que va a terminar muy mal, con una fractura social considerable y que seguro, se le va a volver en contra. Con Fernando Llorente hay dos posibilidades, en la grada hasta final de temporada o venderlo (Llorente no está para jugar segundas partes y no porque sea una figura ni por su mentalidad, si no porque por sus condiciones físicas tiene que tener partidos para coger la forma y estando Aduriz como está de fino con el gol, eso es imposible) y él tiene que tomar la decisión, los socios ya se lo han dejado claro, ahora, tiene que ejercer de presidente.

Por cierto, me encantó la frase de Txingurri el otro día, "el fuego se apaga con agua, no con gasolina".

Comentarios

Iñaki Murua ha dicho que…
Voy a discrepar.

Llorente, y más con sus últimas declaraciones, ha demostrado ser más ito que don. Ahora resulta que no se marcha por dinero sino por tema deportivo (y por unos silbidos que no le gustaron; quizá a la afición no le han gustado sus maneras). Siendo así no hacía falta que mareara tanto la perdiz con dos presidentes, que debiera haber sabido dónde estaba. A mí por lo menos me molestó que alguien que ha hecho unas declaraciones como las suyas lleve el brazalete de capitán.

¿El partido? Buff, habrá "solteros contra casados" con más ritmo.



Tutto ha dicho que…
@Iñaki, este espacio es para discutir, por eso hay comentarios abiertos, :-D.

Ni Don, ni Ito, es Fernando. Ni sé lo que ha pasado de verdad, ni creo que lo vayamos a saber nunca, ni le voy a disculpar. Ya he dicho que ha cometido un error y seguramente, imperdonable. Pero en contabilidad, hay debe y haber, y el Athletic, no sé si sus empleados y/o sus directivos, no ha jugado limpio en esto tampoco. Y no me vale la excusa de como él lo hace, nosotros también. Y esta cuenta de debe y haber, está empatada. ¿Gure estiloa?.

La directiva, en su derecho, ha optado por dejar que Llorente cumpla su contrato, pues bien, algo tendrá que hacer para evitar que parte de la afición silbe a un jugador del Athletic durante todas sus acciones y que otra parte de San Mamés, les pite a ellos por pitar a un jugador del Athletic.

Si estás a disgusto con el jugador, se pita al principio ( y si quieres, al final) y listo. Si estás todo el partido igual, mal camino ...

Si no, que lo venda y todos tranquilos. ¿No?.

Salu2

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones