Guggenheim del Urdaibai

En 2008, todavía al borde de la caída de la economía en la que estamos, al señor de Bizkaia, se le ocurrió que una buena forma de recuperar el electorado que habían perdido en la reserva del Urdaibai en las elecciones municipales y forales de 2007, perdón, una buena forma de reflotar la economía del Urdaibai, era abrir un nuevo Guggenheim, pero para castigar a Gernika, mala, mala, mala, que votó a EA, se le ocurrió que el mejor sitio, no era la fantástica explanada de Astra, si no las colonias de la BBK Pedernales/Sukarrieta, en pleno corazón de la Reserva de la biosfera. Bueno, incluso dio cifras, dijo que sobre unos 100 millones de euros de inversión.

Llegó 2009, hubo cambio de Gobierno Vasco y a pesar de que el señor de Bizkaia es un tío muy suyo, llegó a decir que esos 100 millones, los ponía él sólo, sin ayuda del Gobierno Vasco, ya que los nuevos inquilinos, le enseñaron el dedo y le dijeron que no, que eso no entraba en sus planes. Llegó la crisis con fuerza, las deudas y la falta de ingresos, y ya, esto no se hacía imprescindible y por un momento, creímos que esa "bilbainada", se había perdido como las lágrimas en la lluvia.



El año pasado, en mayo, con unas elecciones autonómicas a la vista con una victoria casi segura del PNV, Deia sacaba una noticia en la que daba un impacto de 281 millones a la región si el museo se hacía, en octubre, con las elecciones ya en marcha, Vidarte decía que el proyecto seguía en marcha.

Y por fin, la semana pasada, el señor de Bizkaia lo decía alto y claro, este es un proyecto que sigue en marcha.

Desconozco si hay o no hay perspectivas de ese futuro impacto económico, cada uno, en política, siempre ajusta sus perspectivas a su subjetividad y sabe a quién encargar según que estudios, pero recordarle al señor de Bizkaia que en su momento, se pensó que el BEC era un genial idea y a día de hoy, está infrautilizado y nos genera unos gastos de financiación inasumibles y tiene una deuda impagable, que lo único que lo medio llenaba cada quince días y generaba impacto económico, los partidos del Bilbao Basket, ya se encargó usted de hacerle un pabellón gigante en Miribilla en una zona con problema de aparcammientos y casi nulos, por cierto, volvemos al problema del BEC, sin el Bilbao Basket, volvería a estar infrautilizado.

Para terminar, recordarle al Señor de Bizkaia, que la gente cada vez está menos ciega, la diputación de Bizkaia tiene una deuda de más de 1000 millones de euros, pero sus sociedades públicas, las famosas agencias de colocación, ;-), tienen otros mil millones de deuda.

Al paso que va la burra, no creo que lo veamos en pie y que quizá las urnas pongan a cada uno en su sitio. Recordarle al señor de Bizkaia, que en Enkarterri tiene otro verdadero problema, ¿hacemos otro Guggenheim allí?.

Salu2


Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones