Mis 180 grados

Ayer estuve en el último partido de primera división en San Mamés, quedan uno del Bilbao Athletic y el último, el de despedida, partido que se me antoja, no va a ser un éxito, al menos entre los parroquianos habituales.

No soy muy de sentimentalismos, así que considero que podré decir "yo estuve en ese partido", pero espero con impaciencia mi nuevo asiento en San Mamés Barria. Considero que en los últimos diez años, ese olor especial, ese sentimiento, esa elegancia y ese saber estar que vivía en los primeros partidos a los que iba, ya no está, o quizá no, quizá el que haya cambiado sea yo y me haya vuelto un insensible. La cosa es que a rey muerto, rey puesto. :-D

De la despedida que nos brindó ayer el equipo, mejor no decir nada, otra decepción más en una temporada decepcionante, la guinda del pastel.

Un detalle antes de terminar, hacia la mitad de la segunda parte, parte de tribuna este baja se volvió hacia atrás, algunos lo hicimos por seguidismo o quizá por morbo, nada, una tubería había reventado y muchos socios tuvieron que desalojar sus culos de sus asiento, alguno dijo que quizá, alguno, de recuerdo, en vez de llevarse su asiento, se había llevado una tubería, por cierto, muchos se llevaron su asiento de San Mamés, no sé como será el partido del Bilbao Athletic o el de despedida, pero alguno se tendrán que sentar en las escaleras. Yo no lo hice y no lo haré, no vivo en una casa lo suficientemente grande para permitirme tener trofeos, ;-)

Para despedirme, una panorámica desde mi localidad.



Salu2

Comentarios

Iñaki Murua ha dicho que…
Pues ni me enteré de lo de la tubería, ya ves.

Yo también he publicado ya los últimos apuntes oficiales de la libreta forofogoitia.
Tutto ha dicho que…
@Iñaki, la verdad es que fue espectacular y el agua caía con bastante fuerza, una anécdota más ... ;-)

Salu2

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones