Mi experiencia Samsung (I)

El rey Gaspar, que majo, me regaló un Samsung S6, para mí el móvil es una herramienta de trabajo y de entretenimiento y se lo agradecí un montón.

Y como Gaspar es muy generoso, en casa de mi hermana me trajo una funda original Samsung Clear View. Pero como estas cosas son muy especiales, el mismo rey me dejó una tarjeta regalo por si no me convencía, al final, tras quince días de duda, me quedé con la funda, creo que los regalos no se deben cambiar por gusto.

Al de un mes de uso, noté que la pantalla del teléfono estaba muy sucia, no tenía mucho tiempo y lo dejé pasar, un día, mediados de febrero, con tiempo y una bayeta especial para gafas, me armé de paciencia y empecé a limpiar la suciedad, después de pasarla varias veces vi que no era suciedad, si no que la pantalla estaba como si le hubiera pasado un estropajo nanas en los bordes de la pantalla. Difícl al tratarse de una pantalla con Gorilla Glass.

Me preocupé, ya que se trataba de unas ralladuras propias de llevar el teléfono sin funda y constatntemente golpeando con las llaves y hablé con Gaspar casero, también le pareció algo extraño y me dijo que no me preocupara que tenía un seguro de pantalla por si acaso ...

Antes de presentarme en el servicio técnico del lugar dónde Gaspar se hizo con el teléfono, decidí mirar por Internet "pantalla s6 + clear view".

Alucinante, ¿eh?. De hecho, hay una nota de Samsung que reconoce el error y dice que cambiará las pantallas rayadas.

Te gastas una pasta en un teléfono y una funda original y el resultado es que tu pantalla está rayada como si la hubieras limpiado con los limpiadores marca blanca con la que limpian su vitrocerámica las del anuncio de Vitroclen. ;-)

Otro día sigo con la segunda parte, pero a día de hoy, no sé qué va a pasar con mi teléfono, ya que lleva casi un mes en el SAT.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones