Y el ayuntamiento a su rollo

El ayuntamiento persigue en festivos y vacaciones a la hostelería para que abra, pese a que en determinadas zonas, no pase ni el arbusto rodante del pueblo del oeste y no entre al bar ni el parroquiano de turno.

Es verdad que a veces, zonas privilegiadas con la peatonalización, cierran en banda en esas fechas y los que no salimos de la villa, no podamos tomarnos ni un mísero vermú con un pintxo.

Pero ¿y el ayuntamiento?. ¿Exige y qué da a cambio?.

Están casi listas las obras urbanización del soterramiento de feve, por fin, casi un año, cuatro meses de demora, un sinfín de molestias, ruidos, suciedad, ... Pero ya acabamos ... Ya casi está todo abierto, casi todo ..., pero el ayuntamiento, supongo que porque nuestro señor alcalde tiene la agenda muy ocupada, no termina de abrir el paso a los columpios que hay para los peques y la zona de ejercicio para los mayores.

Estamos en pleno puente, con un montón de días de fiesta de nuestros peques, un maravilloso clima que invita a estar en la calle, pero el ayuntamiento, priva a los vecinos de esa zona de una zona de esparcimiento, porque el alcalde tiene la agenda ocupada y quiere la foto. Mucho perseguir a la hostelería ...

Menos mal que los vecinos han saltado las vallas y los niños han podido inaugurar los columpios, sin alcalde y sin foto, bueno, sin alcalde en ella.


Salu2

Comentarios

Entradas populares de este blog

Terracito

Ascensor a Mallona

El timo de las reclamaciones