Confinamiento (XX)

Más o menos todo el mundo ya sabe que tengo un pequeño huerto desde hace unos diez años y que en el reencuentro con el agro de mis antepasados, subo todas las semanas a despejar la mente y el espíritu. Desde el verano, hemos puesto unas pocas gallinas, así que la cita semanal se ha vuelto casi diaria, limpieza y alimentación, lleva su tiempo.

El huerto está en unos terrenos familiares dónde ya no vive nadie ni nadie los trabaja, soy, podría decirse, el último guardian de las tradiciones. Je, je, ...

Desde hace unos años, cuanto con la inestimable ayuda de mi amigo Álvaro, así que se hace más leve la situación.

Y con estas nos llegó el confinamiento, siendo uno de los supuestos válidos de desplazamiento permitido, alimentación de animales vivos en el mismo municipio, siempre hemos tenido la inquietud de las sanciones. Hemos ido como si fueramos delinquentes.

Resumiendo, ahora que dice el gobierno que hay que observar y controlar el estricto cumplimiento de los horarios de salida y viendo ayer lo que vi, os cuento lo que he visto mientras estaba en el huerto, que está en la subida a Arraiz y Pagasarri, he visto a la policia, municipal y autonómica, parar varias veces a inmigrantes que iban a sus viviendas a Masustegi y Altamira, por las conversaciones, recordad que ahora se oye todo, incluso a distancia, exigirles papeles, permisos de trabajo y de residencia, controlarlos vía radio, ... La semana pasada, he visto llamar la atención a un grupo de chavales mayores de 15,  sobre las 19:30 que iban para Arraiz, nada de identificar... Hasta ahí, lo que he visto controlar.

Ahora lo que he visto y ha visto la policía sin hacer nada, he visto a ciclistas a las 19.40 yendo para Arraiz y no decirles nada, he visto senderistas bajar de Arraiz a las 12 y no decirles nada, he visto senderistas subir a las 10 y no decirles nada, podría seguir ...

Los agentes hacen lo que su jefe les ordena, yo le diría a alcalde de Bilbao, que tanto gusta de salir y decir, "no vamos a permitir ...", que lo lleve a cabo.

 



Por esto es tan importante seguir las normas, para niños, adolescentes, adultos y sobretodo, para los mayores incmplidores de horarios, los abuelos. 

Salu2 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Si no existiera Zapatero

Escucha activa al ciudadano desde los perfiles de twitter oficiales

Terracito