Confinamiento (XXI)

Me rindo. No puedo más con el egoismo de esta sociedad.

Hemos cumplido a rajatabla todo el confinamiento. Hemos cumplido los tiempos y distancias de la desescalada. Hemos cumplido las distancias físicas para evitar contagios. Seguimos las directrices y sobretodo, el sentido común.

La peque se ha encontrado con una de sus amigas por la calle y se han saludado a dos metros y cuando nos hemos despedido, se le ha caído el confinamiento encima y se ha derrumbado, llorera del 13.

Hemos ido viendo que en todas las fases la sociedad, no un 5%, muchos más, se saltaban las distancias, los tiempos, los horarios, los aforos, ... Y llegando ya casi a la fase 3, el egoismo se nos va de las manos, playas atestadas, montes atestados y sucios, ...

Ayer estuvios en Arraiz, pronto, para las 10:30 hicimos el hamaiketako y bajamos, aquello parecía la Gran Vía y todos con carbón para hacer barbacoas.

 

En fin, me rindo, reconozco que a veces me dan ganas de volver a la fase 0, recluirme cual monje y que cada palo aguante su vela. Llegará otoño, rebrotará el virus, la sociedad no habrá mejorado, seguirá siendo igual de egoista y las UCI's se saturarán, los sanitarios, esos a los que aplaudiamos a las 19.58, HASTA QUE NOS DEJARON SALIR A LA CALLE, esos que se han jugado la vida, volverán a jornadas interminables, todo porque no hemos aprendido. 

No sé cómo acabaremos, pero esos partidos de niños, esas reuniones de adolescentes y no tan adolescentes, esas playas atestadas, acabarán trayendo lo que no queremos.

Espero equivocarme pero esto no va bien.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Si no existiera Zapatero

Escucha activa al ciudadano desde los perfiles de twitter oficiales

Terracito